RB 48,1: "Los hermanos deben ocuparse en ciertos tiempos en el trabajo manual, y a ciertas horas en la lectura espritual."

"Establecer una escuela de servicio divino" es la exigencia que brota desde el íntimo del alma de S. Benito, fundador en el VI siglo del monaquismo occidental, a fin de estimular la conversión en el corazón y en la vida de los que desean responder: "aquí estoy" la intimación de Dios. Dicha escuela, que hoy en día continúa en los monasterios benedictinos, es generalmente identificada con la máxima ORA ET LABORA, reza y trabaja, verdadero cimiento de la vida de cada monje y monja.

¡Pero hay más! La vida en el monasterio está construida sobre cuatro pilares: la oración, en la liturgia y en la "lectio divina", el trabajo, la vida comunitaria y la hospitalidad, vividas en una alternación, que consiente de escandir la vida real descendida en el tiempo y en el espacio.

DÍAHÁBILFESTIVO
Horas 5,30: Oficio de Lecturas 5,45: Oficio de Lecturas
6,15: Lectio divina
7,30: Laúdes 7,30: Laúdes
8,00: S. Misa 8,00: S. Misa
8,40: Tercera
9,00: Trabajo
12,25: Sesta 12,40: Sesta
12,45: Almuerzo 13,00: Almuerzo
15,10: Nona
15,20: Trabajo
18,00: Visperas 18,15: Visperas
18,30: S. Rosario
19,30: Cena 19,30: Cena
21,00: Completas 21,00: Completas